Literatura comprometida y publicidad

Son muchos los autores que adquieren un compromiso con la sociedad y el tiempo al que pertenecen, y que mediante su obra literaria denuncian los hechos y acontecimientos que se dan dentro del marco social y político. El uso de la literatura como arma ideológica se da en todos los sistemas políticos, pero es en los regímenes totalitarios y dictaduras donde adquiere una importancia trascendental, convirtiéndose en un vehículo de denuncia y de exposición de una realidad social y política al que el escritor se enfrenta, a pesar de las consecuencias de represión y censura que afectan a su obra, como en España, donde surge la Poesía Social en los años de la dictadura, marcada por el contexto político en el que se desarrolla y por la reivindicación de la libertad como una constante, afectada por una férrea Ley de Prensa, redactada en 1938 y vigente hasta 1975, que se establece como órgano de censura por el cual todas las obras que quieran ser publicadas deben pasar previamente por control de los funcionarios del régimen, en cuyo criterio queda la prohibición de publicar la obra o alterarla. Fueron muchos los poetas que trataron de eludir esta censura sirviéndose del ingenio, las dobles lecturas, metáforas, ironía o parodia. La influencia que esta ley ejercía en los autores empezaba desde la creación misma de la obra ya que eran muchos los poetas que, condicionados por la censura, y antes de pasar por ella, sometían a su obra  a un proceso de mutilación y autocensura, alterándola conscientemente para que pudiera ser publicada.

La poesía social tuvo una importancia crucial dentro de la cultura española durante la dictadura y posterior. Se pueden encuadrar dentro de este contexto poetas como Gabriel Celaya y Blas de Otero, que al igual que otros, tuvieron que publicar parte de su obra en el extranjero En cuanto a la temática, tienen en común la injusticia social, la sordidez de lo cotidiano…

Tras la Guerra Civil surge una corriente literaria de marcado carácter social, que el poeta Dámaso Alonso denominó poesía desarraigada, en contraposición a la poesía arraigada (la de los vencedores) que se desarrolla en la década de 1940 en torno a la revista Espadaña, que va a estar marcada por el traumático impacto que supuso la guerra civil española, así como por la consecuente angustia vital y nihilismo.

En la poesía española contemporánea hay una tendencia que se destaca por su oposición al capitalismo y globalización conocida como poesía de la conciencia o nueva poesía social, un grupo ambiguo y heterogéneo.

También a través de la publicidad se puede concienciar al espectador sobre los problemas sociales. Un ejemplo de esto lo encontramos en anuncios en la prensa escrita y la TV en los que se busca sensibilizar al público sobre ONGs o campañas a favor de un hecho puntual.

Al contrario que en la publicidad comercial, donde se busca dar una imagen agradable al espectador, algunas campañas de publicidad comprometida hacen uso de imágenes impactantes, eslóganes concisos y duros en su mensaje, para abrir los ojos sobre esa realidad. Estas campañas utilizan las nuevas tecnologías y se difunden a través de las redes sociales y blogs.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s